Sónar On / Off Week 2018

Seguía la tormenta ahí fuera, el sonido de las gotas estallando en el suelo, los truenos reverberando, el destello de un relámpago, el cielo gris, negro, tapado.

Parecía que no podría levantarme nunca de aquella tempestad, pero la semana más esperada para mí , venía, se acercaba, me tocaba, aunque yo, yo estuviera aún sumergida en aquella tormenta, infinita, inacabable.

No se como se cogen fuerzas, quizá simplemente es que la música me da vida, me amansa el corazón, me da alas, me alivia.

Se notaban ya las calles repletas de gente, esa gente característica de las fechas, moda, color, calor, y yo con esta nube en la cabeza. Debía espabilar, aunque cargara con aquello todos los días que me esperaban, debía coger todo y embarcarme de nuevo en la aventura, la que más me gusta, la de casa.

Abrí la maleta, puse un par de sonrisas, en algún momento las necesitaría, carcajadas, una careta de felicidad, mis medias de rejilla con liguero, una lágrima en la mejilla y aquel vestido de melómana que tanto me gusta. Sónar On/Off Week 2018 llegaba como avalancha de nieve fría hacia mi persona, y yo, estaba dispuesta a cogerla por los cuernos.

 


Día 1:

 


Ni Flyers Ni Pósters:

 


Ya saben lo que me gusta el arte, la interpretación, la ejecución, el sentimiento, y quizá yo estaba más sensible de lo normal. El primer día lo dediqué a “Ni Flyers Ni Pósters”, una exposición ofrecida por Sónar, en la que recorre toda la imagen durante los 25 años del festival. Algo que me atrajo muchísimo. Ya no sólo nos enseñaban el resultado artístico, sino los elementos con los cuales habían realizado todo el visual. Desde los muñecos creados, hasta los objetos utilizados, cortes de vídeos, maquetas de las antiguas y nuevas ubicaciones, fotografías, mails de negociaciones, magia, vida, diferencia. Realmente algo apasionante para mí, no una simple exposición, sino una increíble sensación.

Además de graciosa y divertida, el equipo de Sónar, ya sabemos, que es profesional de hacer disfrutar, ante todo, a la gente, y con esto no iba a ser menos.






Me encantaron las “Gemelas con poderes paranormales” imagen de Sónar 2000, estas gemelas eran capaces de aguantar la respiración durante horas.






Las “Cheerleaders Barbudas” lo más, desde la República Checa, celebraban con sus pompones los 20 años del festival, Sónar 2013. Era buenísimo ya no solo las fotos de las Cheerleaders sino la enmarcación de todos los trozos de barbas con las que disfrazaron a aquellas chicas.





En 2002, se celebraba el mundial de fútbol, y Sónar tomaba como imagen a Diego Armando Maradona, buenísimo ver el mail de negociación para que él saliera en las fotos.



 
Me hizo mucha gracia “Las vitrinas Llenas de Cosas” una selección de objetos que habían sido utilizados en alguna campaña de Sónar y, al parecer, quedaban bien dentro de una vitrina, aquello me sacaba una sonrisa entre tanta hecatombe.


 

Los que más me conocéis, ya sabéis mi pasión por la arquitectura, y más aún por las maquetas, que fueron mi punto fuerte durante la carrera. Poder ver aquella reproducción en miniatura de Sónar Día, de las dos ubicaciones que ha tenido en Barcelona, fue algo realmente genial. También me hizo trasladar y recordar aquellas mañanas en el CCCB y MAGBA que tanto me gustaban.

 

Por último quiero hacer mención a la Galería de los Personajes ilustres de Sónar, desde los “Fantasmas de Finisterrae” 2010, “Los trituradores de oro” 2017, o “Alegría, Niña poseída por el diablo” 2014.

 
 








Suara Store:

 


Después de una mañana súper entretenida, me tocaba ir a uno de los lugares que más miedo me daba a la hora de poder después hacer una crítica. Debo ser sincera siempre, y Coyu y su sello Suara, nunca había acabado de encajar en mis gustos. Durante tantos años que llevo disfrutando de esta semana, y más, que este evento no es la primera vez que se celebra, nunca me había acercado a asomar la cabeza. La verdad que toda la polémica en la que se ha visto envuelto el sello y su dueño este último año, me había hecho picar la curiosidad, y porque no, dar una oportunidad. Yo creo siempre en eso, y en la capacidad evolutiva del trabajo y las personas. Así que no dudé en poner mis piececitos en aquella tienda con imagen gatuna.

Era Martes por la tarde, y el line up no se revelaba hasta el mismo día. A mi me tocó escuchar a 
Ramiro López , y Flug. Todos los artistas que pasaban por aquel evento realizaban un “Back to Back” con el embajador de la casa.





Ramiro calentaba el ambiente junto a Coyu de una manera fresca, bailonga y contundente. No estaba nada mal para aquella tarde, y su ritmo hacía mover mis pies. Mientras, me di un vistazo a las ropitas que en la tienda se vendían, me rechifla poder estar escuchando música y a la vez ver moda. No compré, aunque no me faltaban ganas, habían cosas realmente interesantes.

Entonces llegó Mr. Flug, uno de los djs que más he podido escuchar durante el último mes, y porqué no decirlo, su selección musical y sesiones han sido brutales. Creo que con él, entraban los ritmos más Techno a la tienda Suara, y ya empecé a trasladar mi mente a los mundos que me gustan. Realmente se veía un cambio musical, y eso me hacía sentir bien en un lugar donde antes quizá no me hubiera ni movido.La verdad, quiero ver esos nuevos trabajos del sello, y así ver su giro en toda esta historia.
Me despedí de la tienda con buen sabor de boca, además de una acogida por Coyu muy agradable.
Día 2:

Cada día un poco más muerta, quizá más viva, quizá la nada...
No querer, pero tener, por mí, me, conmigo. Seguía lloviendo, quizá cada vez más fuerte, pero había que levantarse, hoy era un día especial para Lady Patrice.

  


Structured Showcase at Secondfloor / Diffuse Reality Récords at Freedonia

 


Me encanta la semana de Sónar por sus eventos por la tarde, y la verdad que no podía dejar de ir a dos de lo más local.




Structured se ha afincado en la ciudad como uno de los showcase más undergrounds, con ritmos rotos y experimentación álgidos, además de un ambiente siempre familiar y acogedor. Mi apoyo no podía faltar para estos chicxs. Celebraron su showcase en Secondfloor Shop, una tienda en mitad del Raval, no me lo podían poner mejor. Llegue a mitad del live de Derobla, cervecita y amigos, un buen comienzo para un miércoles. Seguidamente Khrom hizo una sesión a vinilos bastante retro que me encantó y me dejo anonadada durante un rato, ya sabéis lo mucho que me gusta ver el cuadre de los plásticos. Fue una pena no poder ver a Carles Benedet, un tío que suele hacerme bailar, pero Diffuse me llamaba y debía tener tiempo para todo.

Tengo que hacer mención a el nuevo “merchan” de los chicxs de Structured, de lo más Top.

 





Llegué a Freedonia, un club privado que de lo más curioso, toda una decoración de burdel, luz 
tenue, rojo, y muchos marcos dorados, con la obsesión que tengo yo por los marcos dorados! En mi salsa pura.





En el Hall estaba Kevin Veneth y Alex Martin posteriormente, un veterano en toda regla en las reuniones de Diffuse con su estilo mezcla característico a vinilo.

En la sala interior nos ofrecían a Axia, una chica de Gijón, pura innovación para los oídos Barceloneses, Squaric, un mítico, el de casa, Code 701, mental con bombo seco, también a vinilo y por 
último DJ Nephil desde Berlín, una bestia parda que me hizo dejarme un poquito los pies en aquellaoscura sala.



Siempre un placer bailar para el grupo argentino y darles un poquito de mi cariño.

Era hora de recargar pilas en “La Guitarra”, un lugar donde hacen la pasta fresca delante tuyo, insitu, solo ofrecen espaguetis con las diferentes salsas, buenísimos, os recomiendo ir un día, y encima barato!

 



Metro, ventana, estación, ventana, estación, ventana, la vida, ventana, negro. Plaza Catalunya.

Subía las escaleras del metro como si hubiera muerto, sabéis cuando te pesan las piernas como si 
fueran cemento que casi debes cogértelas con las manos? Pues así, los segundos se atornillaban y 
los minutos se arrastraban por el suelo. De repente me encontré en la puerta de City Hall, y... 
dentro!

 Elements Night at City Hall:





Alienata iniciaba una de las mejores noches de mi semana de una manera brutalísima, quizá es que mi mente necesitaba descansar y enseguida se subió a la primera ola de sonido, divagando por los increíbles ritmos de puro Techno.

Vi al barón. Me puse nerviosa. Es de las únicas veces que podía verlo de cerca ya que es de las personas más bordes y desagradables del planeta, o por lo menos aparentemente, y eso me pone a mil. Le vi en una actitud distinta ya que se hacía fotos con la gente y prestaba, un poquito, de atención al público. Deseaba que empezara, en ese momento creo que era el único que podía curar mi asqueroso corazón.
Y se inició mi viaje, cerré los ojos, y dejé llevar mis manos y brazos, que se movían así como si flotaran en el agua, mis pies pisaban con decisión el suelo como si estuviera en un pase del ejército, y mi cabeza fluía entre sonidos que me hicieron retroceder a unos 13 años atrás. Volvía a ser el señor, el de las voces pop, el de los sonidos punk. El que en sus antiguas noches me hacía poner aquel pañuelo de leopardo en la cabeza, y me hacía sentir pirata en de The Loft. Sonó el mítico “The Wolf”. No me moví de allí ni para ir al baño en las 2 horas. Me hizo olvidar de todo, de absolutamente todo. Y se lo agradezco.

Entro en acción después de un enorme abrazo con Dave, “Lady Destrucción”, y aunque yo ya no podía mover ni una pestaña, ya que había agotado toda mi energía, ella se ponía en mi top 1 de mujeres más “hard”. Creo que acabo de clavarnos la daga que llevábamos todos clavados pero hasta bien al fondo. Rebekah ponía la sala patas arriba en el final de su noche Elements.

Día 3:

 
Sónar Día:



Había descansado poco, pero Sónar inauguraba su 25 aniversario y tenía que entrar pronto ya que Oscar ofrecía su “Monochrome” a las 14:30 h, y no quería perdérmelo. Quizá los “Mulerianos” me matéis un poquito pero Oscar nunca ha sido una predilección para mí. Y en aquella ocasión quería 
prestarle la máxima atención con su nueva oferta.

Espera. Cola. Entrada. Pulsera. Cargar dinero. Cerveza. Sónar Hall.

La historia.

La Gran historia contada por Oscar Mulero. La verdad que desde el primer sonido de su actuación se pudo apreciar el finísimo sonido que había conseguido, los oídos se alegraban al escuchar aquel IDM tan íntimo y subyugado. Oscar se rasgaba por dentro y eso hacía rasgarme yo también. Sentí su sensación, su tristeza, su oscuridad meditada dentro de los ritmos rotos, ambiente, y melancolía.


El despliegue visual fue apasionante y lleno de sentido, me metí en su mundo, en su libro, su manera de ver las cosas. Todo en blanco y negro, algo por lo que estoy obsesionada, con imágenes escalofriantes, frías, heladas que me hacían poner los pelos de punta, sin duda alguna me quedo con este Oscar más sensible y delicado que nos recuerda a sus primeros trabajos en la electrónica.

Había algún despistado, que quizá pensó que nos iba a deleitar con una sesión de Techno y 
levantaba los brazos para darlo todo y se llevaba algún chasco, era muy gracioso a la vez que triste.

Sol en la cabeza, más birra, modo festival activado, y Sónar Village! Me encanta el jueves por la poquita afluencia en la mañana, por la vuelta de viejos amigos, que año tras año, como el turrón, vuelven a casa por Sónar week, y parece que no pasa el tiempo, por el olor a veranito, por los movimientos locos, y por el inicio. Ya habiéndonos encontrado todxs decidimos rememorar bailes infantiles con Undo, el cual nos exponía un nuevo directo que no dejó indiferente a nadie, en colaboración con Xavi Bové a los mandos de la parte visual. Me recordó un punto a un Tiga antiguo, digo antiguo por no decir en su buena época de Techno- Pop más álgido, algo retro, con cante en directo.


Me adentré en Sónar Dome, para ver a unos japoneses que me llamaron la atención desde que indagué el cartel para hacerme mi “planning”. Yuzo Koshiro y Motohiro Kawashima son dos profesionales de la ejecución y composición de música para videojuegos, además de programadores en la compañía de desarrollo de juegos Acient. Y la verdad que me sorprendió, música de videojuego mezclada con sonidos del techno más duro que nos hicieron botar como locos! Todo ello mezclado con los visuales del conocido Konx-om-Pax. La sala luchando en un videojuego parecido al mítico “Street Fighter”, realmente buenísimo y muy divertido.


KOKOKO! Como su nombre indica, la banda congoleña nos adentra en el caos como norma. Todo con instrumentos hechos a base de material reciclado y un sonido post-punk, disco, psicodélica y tradición africana. Baile como una loca en el Sónar Village y liaron un pitote de la hostia, saltando del escenario y haciendo que el público colaboraran con ellos en las canciones de su nuevo disco, junto al productor francés Débruit! Espectáculo para los ojos y alegría para el alma, que dicho sea, me hacía un poco de falta.

No me podía saltar una de las salas que estaban durante los tres días de Sónar Día durante este 
año, quise coger el primer día porque sabía que el viernes y el sábado aquello iba a estar 
abarrotado, y no me equivocaba. El proyecto Despacio albergaba a un montón de personas ya en el 
momento que entré, me encantó porque era como volver a la época 70/80's donde empieza la electrónica, las discos, luces apagadas, bola de discoteca, televisiones y sonidos muy ochenteros emitidos 
por James Murphy y 2Many Djs. Sin duda alguna una retrospección a la esencia de club y un homenaje al público en todo su esplendor.




 


Rainforest Spiritual Enslavement, llega la hora del trío tralará, no pude reírme más a parte de disfrutar por todos los poros. El proyecto creado por la puta loca mente de Dominik Fernow, Vatican Shadow, que distorsiona los sonidos de la naturaleza inspirados en los paisajes de Nueva Guinea y los lleva a los oscuros rituales de la música ambiental. Parte magia, parte misticismo. En colaboración con Silent Servant, con el cual trabaja muchísimo codo a codo y el productor parisino Low Jack.

La verdad que me encantó, por que fue súper oscuro y tétrico, y lo que más me entusiasmó es que Vatican aún teniéndose que comportar, ya que no era el proyecto en el que él se desinhibe y la lía parda, debía mantener la compostura, pero a medida que iba pasando el directo le veías no poder controlar su expresión corporal, y al final acabó dando vueltas por todo el escenario como nos tiene habituados, claro está que con las risas detrás de sus dos compañeros! Brutal!

Toooooca investigación de lugar, este año la zona de comida seguía la regla habitual, junto la 
zona de Magazine Área, que como su propio nombre indica era un espacio en el que te encontrabas 
prensa relacionada con la música y tendencias de todo tipo, me gustó, porque la gente mientras 
comía podía leer, sí! Leer! Algo que nos hace mucha falta a todxs, y más en papel! Que no leemos 
nada! En uno de los periódicos había una pasaje por los 25 años de Sónar con cosas curiosisimas. 
Os dejo por aquí las fotos para que lo podáis LEER vosotros mismos.

 


Después me di una vuelta por Sónar +D, me encanta ver las nuevas innovaciones, los nuevos aparatos, las marcas y empresas ofreciendo sus mejores apuestas, y sobretodo las reuniones y cursos que se imparten allí. La verdad que me encantaría poder entender más de todo esto para poder profundizar en ello, algún día lo conseguiré, prometido.

Pude ver algo entretenido, cinco grupos de unas 7 o 8 personas competían para resolver un desafío sobre innovación, era buenísimo ver a la gente concentrada dando lo mejor de sí mismo. Me hubiera encantado estar ahí en medio y poder colaborar.

 








Rojo, rojo, rojo casi NEGRO.

Puñetazos en la boca del estómago que me dejaba sin respiración. Temblores, espasmos, de nuevo la tormenta, los relámpagos, los truenos. Destello.

Adiós.

 


Día 4:



Sónar Día:




Abro los ojos, me duele, pero hay una vocecita que me llama y me dice “la música es vida amiga, la música te cura” y yo, resignada ya ante todo, me levanto. Café. Bocadillo.

Quiero ser la primera en entrar hoy.

 


Estaba en la puerta de Sónar a las 12:50 de la mañana, hoy no me daba la gana de perderme ni un segundo y quería experimentar a tope todo, ya estaba bien! Creo que fui de las primeras 20 personas en entrar, que emoción! Me flipa ver el Sónar Village vacío, me dirigí directamente a Sónar 360 by Mediapro, el día anterior había hecho tres cuartos de hora de cola y me había quedado en las puertas y hoy no me daba la gana! Una cúpula enorme en la que te podía tumbar cómodamente en el suelo y podías disfrutar de un viaje visual en 360 grados, además de un sonido brutalisimo, viajes espaciales, astrales, geométricos, paisajes tridimensionales, futuros surrealistas y un sinfín que me 
hacían pasar casi una hora allí metida. Súper chachi para empezar el día!

 


Ahora llega otra de las cosas que me llevo de este año, algo en el cual no había puesto mucho interés y resultó ser fascinante. Entro en Sónar Complex, para los que no sepáis es la sala que alberga un auténtico teatro, con sus butacas y toda la mandanga. Iba directa a ver a Francisco López, famoso por su experimentación con el ruido, puramente “noise”. Me senté en una de las butacas cercanas al pasillo de la derecha, vi que tenía un antifaz negro colgando de uno de los reposabrazos, el escenario desierto, qué raro! Se hicieron las 14h y allí no aparecía nadie, 14:05, nada, 14:10, una persona se levanta de entre el público y saca un micro y empieza a hablar. Se presenta, él es Francisco, y nos explica que va a ofrecernos su show desde las butacas, saca un gran despliegue de máquinas y sigue hablando. Nos dice que allí no hay visuales, ni grandes escenarios, ni pantallas, ni bailes, ni nada, únicamente oído, así que quiere que nos pongamos el antifaz durante todo su directo y que nosotros mismos seamos los que inventemos en nuestra mente toda la parte visual y artística! Dios mío!!! Eso era realmente la hostia! No dude en ponerme aquello y esperar a que empezara. Mi mente empezó a divagar por fábricas, engranajes, metal, goma... un viaje hacia el interior de mi mente que no olvidaré nunca. Otro agradecimiento a este hombre, que supo calmarme y evadirme y sacarme millones de cosas.

 

Y después vino algo que me paso completamente lo contrario. Tenía mucha expectativa en Henry Saiz and The Band y me desilusionó por completo. Así que no hablaré mucho al respecto.

Era la hora del juego y de hacer el chorra, ya sabéis que me gusta hacer todo lo que pueda así que ahí voy. Primero fui a un stand donde respondías a unas preguntas y te daban un pase para subir a un 
andamio, que me guarde para más tarde cuando estuviera el festival lleno.


Después me adentre en el mundo Tezenis, bueno más que adentrarme observé, entrabas en la caseta y te pintaban cuál mona, al principio me puse en la cola pero después se me fue cambiando la cara al ver como salían las chicas de allí, la verdad que no quería ser una croqueta brillante! Todas envueltas en purpurina pero a lo bestia! Nada de un poquito! Nooooooo! Por los brazos, el escote, toda la cara! Muy monas todas pero no iba conmigo, así que me fui con los chicos de Vueling que me trataron fenomenal! Hice un poco el indio, ya que me tenía que hacer una foto en el photocall y 
subirla para que me dieran un premio que dicho sea de paso, me ha sido de lo más útil! También me 
acerqué al stand de Torres donde me pedí un vinito tinto en copa! Buenísimo!


 






Volvíamos a Sónar Complex para ver a un catalán que me llamo la atención en mi indagación de el cartel, Refree.

Raül Fernández actúa por primera vez en Sónar con una nueva visión de lo que para él es la música, experimentando con el sonido, sin seguir ninguna regla, solo él y su forma de entender y expresar. Además con una parte visual junto a Isaki Lacuesta en la que hacen una reivindicación sobre la falsa libertad de internet y la censura de el mismo. Un show que me llegó y volvería a ver sin ninguna duda.
 


Y llega el momento de subirme a las alturas y disfrutar de unas vistas privilegiadas, para los que no lo sepáis tengo miedo, pánico, fobia a las alturas, pero claro, estaba desatada y total era un andamio no muy alto. Pues voy para allí y me preguntan si voy sola, asiento. A mi lado tenía una señora ya entradita en años que me pregunta si puede subir conmigo. Claro que sí señora! Pues ahí va Patty con la señora, un arnés que no aguantaba una mierda, y el chico del andamio, todo para arriba! Oooooooh que bonito! Eso se movía como una cosa mala, así que me puse a hacer fotos rápido para que aquello bajara a la de ya! Pero resulta que le caí bien al muchacho, y me tuvo allí dándome la chapa casi 15 minutos, con un calor horroroso, y encima cagada de miedo. No se puede tener esta cara de niña, eso sí, la señora hizo un reportaje en toda regla y quedó de los más contenta. Una situación de chiste para el recuerdo. Mirar que cara de turista que tengo en la foto, me parto!

 

Cora Novoa y Clip son dos artistas a los cuales he seguido desde hace tiempo, sabéis aquello de pico y pala? Pues ellos son un ejemplo, cuando los vi en el cartel de Sónar de este año me llevé una grata alegría, es realmente satisfactorio que gente que ha luchado tanto tenga estas grandes oportunidades. Así que me puse en primerita fila, cogida a la valla sin perderme una milésima de segundo. Bailé hasta reventar, ella encargada de los sintes con los hi hats y snares, y él llevando las riendas de los bombos, los bajos y las cajas/percusiones. Una complicidad bestial entre ellos que le daba un punto tierno y divertido. Me emocioné, el Dome estaba abarrotado por un montón de gente de casa que quería apoyarles y darles su amor. Ellxs estaban pletóricos y nosotros también!

No cesaba de caer el agua, las calles de mi memoria ya estaban inundadas y yo me dejaba llevar en la corriente de los ríos, con parálisis corporal y torbellino mental. Todo mecanizado, medias, 
vestido, escote, pintura, la noche.

 


Hex Barcelona / Pole Group Night:

Tenía pase para Sónar Noche, pero mis amores de Hex Barcelona me traían a dos de mis artistas preferidos y no quería perdérmelo por nada del mundo mundial. Así que Paralelo abajo hasta llegar a This Side Up, un club que ya mencioné el año pasado y que me chifla, dos alturas y muy muy familiar, al entrar nunca pensé la que se venía encima. Hex Barcelona unía fuerza con el conocido sello español Pole Group, y nos veas él festival que nos ofrecieron los chicos. En inicio con Pøli y Lorenzo, seguido de un Kwartz más flojo de lo habitual pero impecable, supongo que su horario le hizo amansar su brutalidad para dar paso a Exium.

 La sala cada vez estaba más llena, había humo por todos los rincones y el ambiente enrojecido daban una sensación de ésas que me ponen a tope! A media noche ya estábamos a aforo completo y la fiesta era de locos. Entraron en acción el “Back to Back” de Reeko y Lewis Fautzi haciendo un destrozo humano, no podía parar de bailar y de sudar como una cerdita, un fiestob de los de bajar kilos, y que me hacía falta. Tengo que puntualizar que aunque me encantó, me gustan más cuando actúan por separado.

Un 10 para los chicos de Hex Barcelona y Pole Group!!!!

 


Día 5:

Atolondramiento, llega el fin, de mis ganas, de mi semana, de mi vida.

 
Technoexperience:


Un sábado en familia, después de tomarme un súper zumo detox para limpiarme de la increíble noche anterior, me dirigí a Kreuzberg.Bcn, un lugar donde estoy como en casa y me siento 100% libre, allí se celebraba el primer evento ofrecido por mis compañeros de Technoexperience con un cartel absolutamente Techno. Llegué ya en la actuación de Joton, un chico que conocí en mi última visita a Madrid, no dude en subirme a su techno clásico y contundente, a parte me encantó la camiseta que llevaba.

Seguidamente se puso Flug, como ya he mencionado antes, su selección es buenísima.


Tripero nos adentro en uno de sus viajes y de qué manera, me encantan sus atmósferas, sus juegos de sonidos, su mentalidad espacial.
Sónar Día:




Después de comer unos chocos y unas bravitas en el Paralelo vuelvo a Sónar Día con DJ Stingray y Mumdance que hacían un “Back to Back”, al principio fue una sesión en la cual estaba disfrutando mucho, ya que Stingray es una eminencia del estilo más Detroit y Electro que todxs estábamos disfrutando. Hacía media sesión es señor Mundance empezó a desvariar con sonidos Edm que no nos gustó a ninguno de los asistentes e hizo que la sala se vaciara un poquito.

 





Allí estuve jugando a ver como una fotógrafa se escondía entre altavoces y cortinas para poder hacer fotos a los artistas, y yo jugué a hacer fotos a ella. Ellxs también tienen su merito, también trabajan duro para dar unas fotos impresionantes y porque no también mencionarlos.

Llegaba el final con el cierre de Sónar Día por parte de 2manydjs, no tenían suficiente con estar 3 días tirando bombas en Despacio, sino que querían hacer el gran cierre. Un ambiente festivo con temas míticos me hacían decir adiós a una de la semana la que más adoro del año, aunque esta hubiera sido una de las más duras de mi vida.
 


Siempre agradecer a los promotores, djs y trabajadores del sector por su buen trato hacia a mí, 
por cuidarme, y darme la oportunidad de poder hacer esto, que tanto me gusta y me lo da todo.

Gracias de corazón, paz, y siempre música!

 


Entonces te despojas, te quitas el maquillaje, los collares de cuero y pinchos, los grilletes, la sonrisa, te quedas desnuda. Te diriges a la cama, esa que ya se te ha hecho inmensa, te tumbas y 
te haces una pelota. Y empieza de nuevo a llover.

Entonces Rojo.

Casi.

Negro.